Mi método

Mi forma de trabajar está enmarcada en un
ENFOQUE SISTÉMICO y un modelo de
TERAPIA BREVE.


Me centro en tus recursos

Atención en las soluciones

Me oriento hacia el futuro

Con las técnicas más eficaces

Terapia
breve

PRIMERO
Me centro en tus recursos: Me centro en los recursos de las personas más que en sus déficits, en sus fuerzas más que en sus debilidades, en sus posibilidades más que en sus limitaciones.
SEGUNDO
Lo importante para mí no son las explicaciones, los problemas o la patología, sino las soluciones a tus problemas, tus competencias y capacidades.
TERCERO
Me oriento hacia el futuro: desde el análisis de tu situación actual, en el “aquí y el ahora”, orientaremos la intervención hacia tu futuro, hacia los cambios y objetivos que quieres conseguir.
CUARTO
Eligiendo las técnicas que sean más eficaces para ti: partiendo de un eclecticismo técnico, elegiré la técnica que más eficacia haya demostrado para la solución de tu problema.
QUINTO
Garantizando la mayor brevedad y eficacia: en el camino hacia tu solución dedicaré el menor número de sesiones posibles, aunque siempre todas las que sean necesarias.
Un poco de historia... la terapia surge como conjunción entre la psicología, la medicina y la filosofía, disciplinas que tratan de explicar, diagnosticar y comprender la naturaleza humana. Se ha dedicado una gran parte de su historia a estudiar e intentar eliminar los problemas y la patología de los seres humanos. Pero en los años 60, comienza a producirse un cambio de enfoque, se empiezan a hacer las cosas de forma diferente, consiguiendo resultados no obtenidos hasta el momento. Esto permitió abrir un nuevo camino que ha evolucionado hasta nuestros días, en el que:
ENTORNO
Se da un giro en la forma de entender el origen de los problemas psicológicos. Ya no se pone tanta atención en analizar las variables intrapersonales que explican la aparición de los trastornos, sino que se resalta el papel que juegan la familia y el contexto interpersonal más amplio en su aparición y mantenimiento.
FOCO
Se empieza a poner el foco de atención y de estudio en los lados fuertes, las capacidades y los recursos.
SOLUCIÓN
Se dirige la atención a la búsqueda de soluciones que funcionen para el individuo, la pareja o la familia que acude a terapia.
En este contexto de cambio teórico, nace la Terapia Familiar. Durante los primeros años de expansión de esta disciplina, y como consecuencia de que se trata de un fenómeno múltiple tras el trabajo de diversos autores y equipos poco conectados entre sí y sin un corpus teórico compartido, se crean un elevado número de escuelas, entre las que se encuentra la Terapia Familiar Sistémica. Dentro ella se enmarca la Terapia Centrada en Soluciones (TCS) de Milwaukee (Steve de Shazer), el MRI de Palo Alto (Bateson, Weakland, Segal), la Escuela de Milán (Selvini Palazzoni, Boscolo), la Escuela Estratégica (Haley) o la Escuela Estructural (Minuchin).

Los planteamientos de estos modelos teóricos, principalmente de la TSC y el MRI, junto con los de la Terapia Narrativa creada en Australia y Nueva Zelanda por David Epston y Michael White, dan lugar a la TERAPIA SISTÉMICA BREVE, el enfoque terapéutico en el que baso mi intervención.